UNA NIÑA HECHA DE LIBROS

UNA NIÑA HECHA DE LIBROS

Editorial:
FCE - FONDO DE CULTURA ECONOMICA
Año de edición:
Materia
LITERATURA INFANTIL
ISBN:
978-607-16-4746-7
EAN:
9786071647467
Encuadernación:
Tapa Dura-Cartoné
Disponibilidad:
ENTREGA INMEDIATA

$ 49.000,00

U$ 14,41 12,89 €

COMPRAR

Desde que el hombre se reunió con otros hombres y nacieron las primeras sociedades, allí también nacieron las historias. Los cuentos, las canciones, las leyendas y los mitos forman una danza mágica que da alma y espíritu a los seres humanos.



La extraordinaria visión de Oliver Jeffers y el genial diseño de Sam Winston traen un cuento que me remontó a los orígenes mismo de la humanidad. Una niña hecha de libros es un viaje de compresión, imágenes y collage que enmarcan el recorrido que invita a hacer esta niña a otro niño que se encuentra viviendo en nuestra realidad, una era donde la inmediatez y la resolución de necesidades innecesarias es parte del día a día, cuestiones que no dejan que algo tan natural como la imaginación fluya y eche raíces.



Es por eso que esta singular niña, hecha de la intertextualidad de las miles de historias existentes, lo invita a un viaje hasta los orígenes de la imaginación misma, pues la niña hecha de libros está hecha de los billones de cuentos que circundan y dan contenido a nuestra cultura.

El minimalismo que caracteriza a Jeffers invita al joven lector a guiar su imaginación por un camino demarcado por recortes de libros que delinean el contenido de estos libros que dan forma a la niña, haciendo que un libro que pareciera tener muy poco texto, se vea repleto de lo esbozos de aquellos cuentos clásicos que delinean la cultura.

Sin duda este libro álbum llega al rescate de la imaginación por sobre la seriedad y la realidad, invitando, a quien lo tenga, a despolvar la imaginación y echarse a volar por los mundos que solo las palabras pueden inventar.



Título: Una niña hecha de libros

Autores: Oliver Jeffers

Número de páginas: 40

Editorial: Fondo de Cultura Económica

Año de edición: 2017

Precio: 14,50 euros



Esto me recuerda una historia que escribí llamada:

¿Para qué sirve?
por Begoña Maldonado.


Susana era una niña muy curiosa que se preguntaba para que servían todas las cosas que conocía. Cuando vio una plancha prendida y escuchó a su mamá decir ¡Cuidado con eso que quema!, supo que las planchas servían para hacer daño. Cuando vio a su abuelo abrir el vino con un extraño aparato que le sacaba el corcho a las botellas, supo que ese aparato daba alegrías a los grandes, porque ponía de buenas al abuelo. La semana pasada escuchó gritarse a sus padres porque no encontraban el control remoto, entonces supo que el control servía para que sus padres se pusieran a discutir.



Hace poco su papá compró un gran espejo que puso en la puerta del baño. Ahí Susana se podía ver completa. Veía sus brazos, que servían para bailar a lo egipcio. Veía sus manos que servían… pues para todo especialmente para rascarse y sacarse mocos. También vio su boca que servía para bostezar y su lengua que servía para comer helados. Vio su panza que servía como tambor y vio su ombligo que servía… que servía… ¿Para qué servía el ombligo? Susana no encontraba ninguna respuesta válida. Tras pensar y pensar llegó a la conclusión de que por primera vez había encontrado algo que no servía para nada. La utilidad del ombligo no existía. Esa noche su madre la fue a acostar y la encontró extraña, triste. Cuando le preguntó qué pasaba ella le explicó lo frustrada que se sentía al saber que el ombligo no servía para nada. Entonces mamá le dijo: Antes de nacer, cuando estamos en las panzas de las mamás, estamos unidos a ellas por una manguerita. Tu estabas unida a mí por una manguerita que salía de mi ombligo a tu ombligo. Por esa manguerita no solo te daba alimentos, te daba todo hija, energía, sabiduría, creatividad, te daba el alma y te daba paz. Cuando ya estabas grande y decidiste nacer hubo que cortar esa manguerita. El ombligo, hija, es el sello, la cicatriz que queda; el punto que siempre nos va a unir de aquí al infinito. Susana quedó feliz; el ombligo servía: era una puerta, una puerta hacia el amor de mamá. Al fin pudo cerrar los ojos y dormir en paz, lista para despertar al otro día con más ganas de saber para qué servían las cosas.







Begoña Maldonado
Literata, profesora, escritora, cuentacuentos, siempre curioseando por los recovecos del mundo infantil. Mujer que reniega de las formalidades y reglas que delinean el pensamiento y creatividad de los adultos. Siempre fantaseando, siempre inventando, siempre acoplada con esa niña que alguna vez fue, hoy crea cuentos infantiles para niños de 3 a 100 años.

Reseña de “El desconcierto” de Begoña Huertas
Artículo Anterior
A veces, la mejor compañía viene de la mano de un fantasma.
Siguiente Artículo
DEJA UN COMENTARIO

3 COMENTARIOS EN “RESEÑA INFANTIL UNA NIÑA HECHA DE LIBROS DE OLIVER JEFFERS”

Mariana Fernandez Marmolejo - 28 de febrero, 2018
Mágico exelente muy hermosa reseña felicitaciones Begoña Maldonado

Responder

Francisca - 28 de febrero, 2018
Que lindo bego! Precioso cuento bego!! Que tu cordón ombilical c8n chile no se corte!!!!
Beso gigante
Fran

Responder

Marisela - 1 de marzo, 2018
Que historia tan hermosa mi Bego bella!!!! Tus cuentos aparte de tener historias, hacen que la imaginación les ponga imágenes. Muchas Felicidades!!!!

Responder