ALCATRAZ 2 - HUESOS DEL ESCRIBA

ALCATRAZ 2 - HUESOS DEL ESCRIBA. CONTRA LOS BIBLIOTECARIOS MALVADOS

Editorial:
BLOK
Año de edición:
Materia
FANTASTICA
ISBN:
978-958-56-9050-9
EAN:
9789585690509
Disponibilidad:
ENTREGA INMEDIATA

$ 39.000,00

U$ 12,48 10,96 €

Comprar

Alcatraz 2. Los huesos del escriba narra las escaramuzas en las que se va a ver envuelta la peculiar pandilla para conseguir rescatar al abuelo Smedry. Y aquí viene lo bueno, el lugar al que tienen que viajar no es otro que la legendaria Biblioteca de Alejandría, la cuna del saber. Esto ya debería ser motivo de sobra para hincarle el diente a este apetitoso libro. Al menos conmigo lo fue. La gran Biblioteca de Alejandría, el sueño de todo amante de los textos escritos. La cúspide de los misterios ocultos de la humanidad. En el libro, las Tierras Silenciadas por los malvados Bibliotecarios, es decir, Estados Unidos, Europa y Canadá, desconocían por completo la remota existencia de dicho lugar. Bueno, saben lo mismo que hemos leído en cientos de libros de Historia pero, ¿quiénes supervisan esos libros y la información que en ellos se vierte? Ahí entra en juego esa organización malvada que son los Bibliotecarios, inmisericordes censuradores de la información. Gracias a Alcatraz y sus amigos, por fin vamos a poder adentrarnos en la majestosa biblioteca y destripar todos sus misterios.

Bueno, lo de destripar a lo mejor no es lo más apropiado ya que la biblioteca en cuestión está protegida por alguien que amenaza con hacer precisamente eso. No iba a estar ahí sin más esperando a que alguien entre a ella como Pedro por su casa. Crípticos jeroglíficos egipcios, libros escritos en sumerio e incluso libros de recetas de comida de la tele están protegidos por unos horribles espectros que amenazan a todo aquel intrépido que se adentre en los pasillos y recovecos de la Biblioteca de Alejandría. En el fondo son majos, pero con muy mala idea. Te ofrecen un libro a cambio de tu alma. Como cuando abres la puerta a los del Círculo de Lectores, vaya.

Trescientas páginas llenas de ritmo y humor; de fantasmas sectarios recorriendo los pasillos repletos de estanterías de libros; trampas ocultas en cada rincón de la Biblioteca de Alejandría… ¿Qué más se le puede pedir a un libro de aventuras juveniles? De nuevo vuelvo a sentirme como en aquellas tardes después del colegio deseando coger el libro y no soltarlo hasta acabarlo.

Otros libros del autor