EL QUINTO ACUERDO

EL QUINTO ACUERDO

Editorial:
EDICIONES URANO
Año de edición:
ISBN:
978-9958-9621-8-9
EAN:
9789958962189
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
ENTREGA INMEDIATA

$ 49.000,00

U$ 15,53 13,43 €

Comprar

Imagínate llevando una vida totalmente nueva: una vida en la que eres libre de ser quien realmente eres. Ya no te riges por lo que los demás piensan de ti. Imagínate viviendo sin juzgarte a ti mismo ni juzgar a los demás, sin temer ser juzgado.

La serie de libros de don Miguel Ruiz, iniciada con el bestseller internacional Los Cuatro Acuerdos y que ahora prosigue con El Quinto Acuerdo, constituye la experiencia literaria más mágica e intensa desde las míticas enseñanzas de don Juan, del escritor Carlos Castaneda.

Hace miles de años los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como «mujeres y hombres de conocimiento».

Inspirada en la sabiduría tolteca, El Quinto Acuerdo sigue iniciando al lector en el fascinante camino del nagual, un aprendizaje espiritual rotundo de la mano del chamán don Miguel Ruiz y de su hijo.

Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero, de hecho, eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados. Formaron una comunidad de maestros (naguales) y estudiantes en Teotihuacan, la antigua ciudad de las pirámides en las afueras de Ciudad de México, conocida como el lugar en el que «el hombre se convierte en Dios». A lo largo de los milenios los naguales se vieron forzados a esconder su sabiduría ancestral y a mantener su existencia en secreto.

A lo largo de la vida establecemos muchos acuerdos limitadores que van en nuestra contra y nos causan un sufrimiento innecesario.

Los Cuatro Acuerdos nos ayudan a romper estos acuerdos limitadores y a substituirlos por otros que nos aportan libertad, felicidad y amor.

Si Los cuatro Acuerdos enseñaba las técnicas chamánicas para dejar atrás viejos sistemas de creencias, El Quinto Acuerdo llega todavía más lejos, mostrando cómo mirar la realidad con los ojos de la verdad y no de las palabras, permitiéndonos adquirir una conciencia más profunda del poder del yo verdadero y recuperar la autenticidad con la que nacimos.

"No me creas, no te creas a ti mismo y no creas a nadie más", recomienda el autor. Porque sólo si superamos el espejismo de una realidad consensuada tendremos acceso a nuestro verdadero saber.

LOS CINCO ACUERDOS:

Los Cuatro Acuerdos de la cultura Tolteca:
1.- SÉ IMPECABLE CON TUS PALABRAS. Habla con integridad. Di solamente lo que quieres decir.
Evita hablar contra ti mismo y chismorrear sobre los demás. Utiliza el poder de tus palabras para
avanzar en la dirección de la verdad y del amor.

2.- NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE. Lo que dicen y hacen los demás es una proyección de su propia realidad, de su propio sueño. Nada de lo que dicen se refiere realmente a ti. Cuando seas inmune a las opiniones y a los actos de los demás, dejarás de ser víctima de un sufrimiento innecesario.

3.- NO HAGAS SUPOSICIONES. Encuentra la valentía necesaria para preguntar y expresar lo que realmente quieres. Comunícate con los demás tan claramente como puedas con el fin de evitar malentendidos, tristezas y dramas. Sólo con este acuerdo, transformarás tu vida por completo.

4.- HAZ SIEMPRE LO MÁXIMO QUE PUEDAS. Lo máximo que puedas hacer cambia según el momento; es distinto cuando estás sano o cuando estás enfermo. Bajo cualquier circunstancia, haz sencillamente
lo máximo que quedas en el momento en que te encuentras y, de este modo, evitarás juzgarte, maltratarte y lamentarte.

El Quinto Acuerdo: Sé escéptico.
5.- SÉ ESCÉPTICO, PERO APRENDE A ESCUCHAR. No me creas, no te creas a ti mismo ni creas a los demás. Utiliza el poder de la duda para poner en tela de juicio todo cuanto oyes: ¿Es realmente la verdad?
Escucha la intención que se esconde en las palabras y comprenderás su verdadero mensaje.

Es común aceptar las cosas con mucha facilidad, sobre todo cuando las dicen personas que gozan de nuestra simpatía o admiración. Esto nos hace cometer errores de opinión y aceptamos como verdad pensamientos que muchas veces son sólo opinión sin fundamento.